¿Cómo ser la invitada perfecta?

¿Cómo ser la invitada perfecta?

Recibir una invitación de boda siempre es una alegría, y más cuando los novios son personas muy cercanas. Nos hace mucha ilusión que quieran compartir el día más importante de sus vidas con nosotros. Pero nos surge un problema: ¿qué me pongo? Hay que estar a la altura de las circunstancias. Aunque, obviamente, no siempre vamos a emplear el mismo esfuerzo en cada look. Pero si se trata de una boda especial para nosotras, buscamos un único objetivo: ser la invitada perfecta. Es difícil pero no imposible. Con unas sencillas pautas, podrás deslumbrar con el look más elegante y chic de toda la boda.

Piensa previamente qué tipo de look quieres llevar

Antes de ponerse manos a la obra en la búsqueda del vestido y complementos, toca pensar. ¿Quieres llevar un estilo más boho o te decantas por la sobriedad? ¿Prefieres ir sencilla sin llamar la atención o centrar las miradas con un look que quite el hipo? Ante esta tesitura es fundamental tener en cuenta nuestra implicación en la boda. Siempre podemos ser la invitada perfecta, independientemente de los lazos que nos unan a los novios. Pero seamos realistas, si se casa nuestra mejor amiga, querremos deslumbrar más que si se trata un compañero de trabajo que nos invita por compromiso.

Analiza el lugar y la época del enlace

No es lo mismo asistir a una boda en Sevilla en pleno julio que hacerlo en San Sebastián en la última época del año. Tenemos que ser conscientes de las condiciones meteorológicas a las que nos enfrentaremos. Y, por supuesto, adaptar el look a las mismas. Por ejemplo, sería inapropiado, además de sofocante, llevar un vestido de terciopelo en verano en una zona muy calurosa. Igual que lo sería acudir a una boda en Galicia con tormenta de fondo y un vestidín de tirantes como única prenda de abrigo.

No olvides que menos, siempre, es más

Olvídate de un look recargado. Deja atrás el abuso de los complementos llamativos y la mezcla de estampados estridentes. Si algo premia la elegancia es la sencillez. Así que sí, una y mil veces: menos es más. Esta es la regla de oro para asistir a cualquier evento, y mucho más si hablamos de una boda. No lo olvides: es mejor pecar de sencilla que llamar la atención negativamente.

Lo último, los complementos

Definitivamente, si quieres ser la invitada perfecta debes diseñar tu look en orden. Aunque los complementos se convierten en muchas ocasiones en los protagonistas, el vestido es la base de cualquier look. Así que lo primero de todo es elegir el vestido, traje, conjunto o lo que sea que decidamos llevar a la boda. Una vez tengamos esto claro, es hora de ponerse manos a la obra con los complementos. Zapatos, bolso, ¿tocado? Sigue el protocolo del tipo de boda y conviértete en la invitada perfecta.

Si después de estos tips siguen surgiéndote dudas, ¡no te preocupes! Puedes visitar nuestro showroom y en Tú Misma te asesoraremos a la perfección. Qué vestido se adapta más a la boda que tienes, cuál es el estilo que mejor te sienta, cómo completar el look… Nuestro equipo de profesionales se pondrá a tu disposición para hacer de ti la invitada perfecta en cualquier boda. ¡Visítanos!